Entrevista PR!VADO


Privado. Entrevistas con artistas

Iván Ordoñez: ¿Desde cuándo empieza su interés por el arte?

Luis Hernández Mellizo: Mi noción de arte es bastante amplia e involucra ideas que están directamente ligadas a la historia y a las culturas, el arte es algo de lo que uno repentinamente no se puede interesar porque siempre esta allí en la vida común y solo es cuestión de discernir y reflexionar para notarlo, el arte es una manera de pensar nuestra relación con la realidad, así puedo decir que siempre estuve interesado, desde niño me gusta algo de música, de cine y televisión, algunas lecturas, imágenes y actividades, como a toda persona; todo eso es arte y no necesariamente el que vemos en determinados espacios físicos o temporales como galerías o museos. Siempre tuve una preocupación en descomponer objetos o situaciones y ciertas habilidades en crear o transformar cosas, entonces desde que empecé mi formación en la universidad paulatinamente han ido confluyendo esas preocupaciones con esas habilidades en un intento de formar un discurso con mi obra, lo importante es que aun a los 35 años conservo ese interés.

IO: ¿Qué problemas estéticos, ideológicos o conceptuales ha desarrollado en su trabajo?

LHM: Eso lo dice la misma obra más que sobre lo que puede decir el artista en una pregunta o sobre lo que puede decir un critico, además de que evoluciona en el tiempo. En este momento el trabajo como artista lo asumo como una labor en la ausencia, cada situación que voy teniendo en mi diario vivir me lleva a repensarla y a señalar vacíos, contradicciones o prejuicios al respecto, pretendo generar interrogantes. De esta manera me interesa el arte mismo, pero también de donde viene, quien lo hace y como llega a ser eso que és. Esto quiere decir la sociedad que lo genera y que lo acepta y sus momentos y sus escenarios principalmente la ciudad. De esta manera puedo decir que mi interés péndula entre la triada arte, sociedad y ciudad; el arte y la sociedad que lo produce, la sociedad que construye ciudad y como el arte transforma la ciudad.

IO: ¿Qué técnicas, medios o lenguajes ha trabajado?

LHM: En mi caso es principalmente visual y verbal escrito, y esta determinado por el proyecto en particular que este desarrollando de acuerdo al momento histórico, el lugar y las audiencias. Mis trabajos han ido desde los procedimientos técnicos convencionales a en los que he tenido que desarrollar técnicas. Los hago yo pero también los he encargado o he recibido asesorías de personas de otras disciplinas, alguna vez también he trabajado como coordinador de obras grupales. Si reviso mi portafolio en 15 años de trabajo he hecho pintura, grabado, dibujo, fotografía, video, intervenciones en objetos, afiches, libros de artista, ensambles,  acciones, registros e inventarios.

IO: ¿Qué temáticas ha desarrollado en su trabajo?

LHM: No asumo mi trabajo de esa manera, si alguien lee mi obra así encontrara una multitud de temas, pero si la lee de manera transversal encontrara los ejes que propongo de Arte-Sociedad-Ciudad. Mi trabajo surge principalmente de una experiencia en reflexión, luego hago una revisión de tipo histórico y/o periodístico y con todo ese material empiezo a trabajar, a probar y a encontrar cosas, en todo ese proceso que sería una investigación artística tengo en cuenta consideraciones de contexto como el lugar, lo temporal, los recursos y el publico.

IO: ¿De qué manera se ha acercado al performance?

LHM: Mi trabajo tiene mucho que ver con la puesta en escena de situaciones o acciones particulares y su desarrollo en el tiempo, estas son realizadas por mi y ocasionalmente por personas que convoco e involucro, también han sido encontradas, y la manera como expongo esos trabajos es desde los objetos, desde las huellas o la documentación fotográfica o videográfica. Entonces no considero que me haya acercado al performance porque mi cuerpo no ha sido materia de la obra, sin embargo comparto la función de protesta con el que se inició antes de convertiste en técnica y lenguaje artístico

IO: Hablemos sobre sus proyectos (describir proyectos que considere relevantes)

LHM: Siempre he considerado relevantes cada uno de los trabajos que he hecho, creo que de lo contrario no los hubiera hecho. Hay algunos que han tenido mas visibilidad o repercusión que otros pero eso está por fuera del proceso de creación.
A quien este interesado siempre lo remito a el blog en donde resumo gran parte de lo que hago: http://luishernandezmellizo.blogspot.com

IO: ¿Qué artistas han influenciado su trabajo?

LHM: Todo lo que veo, me considero un buen espectador del arte y lo disfruto, en donde quiera que esté intento estar al tanto de la escena de las artes plásticas. Algunas obras me influencian por virtud y otras por desinterés o ausencia, así que ahí voy puliendo mis intereses y prioridades. En este momento me niego a hacer una lista de artistas que me han influenciado porque creo que de cada gran artista de la historia y de muchos contemporáneos he recibido influencia, mi profundización mientras estudiaba la hice en Historia y Teoría justamente por asumirlo de esa manera. También me influye mucho la cultura popular que no siempre viene de artistas.

IO: ¿Cuántas exposiciones ha tenido?

LHM: Cuento 15 individuales de las cuales 3 han sido realizadas por curadores con trabajos realizados previamente y el resto han sido desarrolladas para cada lugar determinado, sobre los lugares: 4 han sido realizadas en espacios académicos, 5 en galerías comerciales, 2 en espacios independientes, 1 en un museo y 3 en instituciones. Además de 7 exposiciones en el marco de residencias artísticas y alrededor de 50 en muestras colectivas de curadurías, bienales o salones. Dentro de todas esas exposiciones la mayoría han sido por selección en convocatorias publicas y algunas por invitación. Los lugares geográficos de las muestras son principalmente en Colombia y en años recientes en diferentes países de Latinoamérica, una que otra en otro lugar.

IO: ¿Qué artistas colombianos le interesan?

LHM: En general me interesa toda la escena artística colombiana, desde la inicial hasta la reciente, la contemporaneidad es un momento de confluencia de tiempos en el que cada discurso artístico se lee desde su origen pero también desde la actualidad en una manera sincrónica, creo que es apasionante revisar retrospectivamente el trabajo de artistas como Francisco Antonio Cano o Bernardo Salcedo y además ver propuestas que aun están en proceso de formar un discurso sobre todo trato de estar pendiente de las muestras individuales que es en donde realmente los artistas son libres de desplegar todo su proceso en el espacio de exhibición, algunas de las muestras que he visto y me han interesado son las de Esteban Zapata por su incredulidad hacia la historia que nos cuentan, Gustavo Niño por sus maneras y procesos de discutir la pintura y Natalia Castañeda por su capacidad de proyectar sus experiencias en la obra. Ellos entre muchos otros me interesan pero estos que son mas jóvenes que yo son los que creo que están en un momento particularmente interesante de su trabajo, también debo mencionar las investigaciones que ha realizado el Equipo TRansHisTor(ia)

IO: ¿Qué opina del arte colombiano?

LHM: El arte en el país tiene un buen nivel, creo que aunque todas las academias locales han tenido unos ciclos mas idóneos que otros los profesionales han tenido la capacidad de diversificarse en sus intereses y han alimentado desde distintos lugares en la creación, la teoría, la historia o la gestión a el arte en el país. Pero creo que hacen falta mas oportunidades para los artistas para su formación dentro y fuera del país, también hacen falta oportunidades transparentes y no viciadas en convocatorias de exposiciones, premios, residencias y becas y también en los pocos empleos que generan las entidades publicas.
El interés que ha tenido el contexto internacional sobre la escena local del arte ha acelerado el compromiso de los sectores públicos y privados con el arte y esto ha ayudado a garantizar la circulación de los artistas y sus obras.
En Colombia el arte debe ser visto como un espacio para la libertad, algo que le hace falta mucho a sus ciudadanos.

IO: ¿Cree que hay algo que defina una cierta colombianidad en el arte que se produce por colombianos o en Colombia?

LHM: No creo que el arte tenga nacionalidad aunque sí sus autores, es lógico que la obra que desarrolla cada artista viene de un conjunto de situaciones particulares de vida, educación y experiencias que a veces se identifican con algunas características de ciertas regiones geográficas. No creo que exista esa colombianidad pero de la misma forma que un argot el arte tiene algunas formas, estilos, procedimientos o posibilidades que dan pistas sobre sus autores. En Colombia hay cosas de buen gusto y mal gustistas (derivando en lo exótico), existe una tendencia hacia el virtuosismo y la imposibilidad de la suficiencia (al contrarios de gran parte de las obras hechas en países desarrollados)

IO: ¿Qué opina de la curaduría?

LHM: La curaduría es la consecuencia de la especialización y sofisticación académica del arte, se trata de una disciplina creativa que intenta establecer lecturas y relaciones con elementos que no necesariamente vienen del arte. La curaduría debe ser una labor responsable e independiente, tanto como el arte. En Colombia aun se encuentra en una etapa emergente porque ha sido subestimada o incomprendida y por otro lado hay artistas que la sobrevaloran y son dependientes de esa figura, y entusiastas que dicen serlo pero que no se toman el trabajo de ir a exposiciones, charlas y encuentros en talleres para conocer  la producción contemporánea, por otro lado hay algunos muy competentes, atrevidos y activos proponiendo, discutiendo y produciendo y publicando su pensamiento. El curador es al arte lo que el DeeJay es a la música.

IO: ¿Qué opina del mercado del arte?

LHM: El mercado no es uno solo; es una masa heterogénea que cambia de acuerdo a cada región geográfica y sus condiciones económicas y culturales, además dentro de una sociedad que funciona con un sistema capitalista es apenas lógico que el arte tenga un mercado también. Desde que el arte dejo de ser un producto auspiciado exclusivamente por las monarquías y la iglesia se abrió y se instauro dentro de la producción de bienes, como cualquier otro producto. Que las obras tengan un avalúo económico y se distribuyan comercialmente no es malo porque de eso es que vivimos muchos artistas, de hecho muchas veces es gracias al mercado que algunos proyectos pueden realizarse y hacerse visibles, por otro lado la demanda por tendencias o los intereses puramente económicos engañan al consumidor. La manera para que un mercado funcione es que todos los que están inmersos sean idóneos en sus trabajos, eso casi siempre se logra por medio de la educación.

IO: ¿Qué opinión tiene de las ferias de arte?

LHM: Las ferias de arte son una consecuencia del mercado del arte, resulta la explosión de la visibilidad de obras artísticas muebles, la correspondencia a la demanda que supone una cierta estabilidad económica por lo menos para ciertos grupos sociales. Las ferias pueden ser tan buenas como terribles, he visto y participado periódicamente en algunas, cuando asisto en realidad mi trabajo ya esta hecho y me preocupo en ver obras que generalmente no se ven juntas y también en disfrutar de la vida social que se desarrolla en el marco de la feria, me divierto mientras se puede.